martes, 19 de octubre de 2010

La ley de Benford

Hoy voy a hablar sobre una curiosidad matemática, con la que, según leí ayer, se predijo un terremoto.

Es la ley de Benford y viene a determinar, dentro de un conjunto de números, la probabilidad de que el dígito más significativo del mismo sea uno concreto. De forma que, la probabilidad de que el dígito más significativo sea 1 es del 30,1%, 2 del 17,6% y así sucesivamente hasta llegar al 9, que es del 4,6%.
Seguro que habrá muchas personas que con dificultad creerá en que exista este tipo de orden dentro del azar.
Aunque tal y como yo lo veo, la cuestión está en que realmente el azar (que según la Real Academia Española, significa en su primera acepción: "Casualidad, caso fortuito") es un término que realmente no existe en la realidad, ya que todo tiene una causa, y por tanto todo es predecible de forma teórica. Siendo el problema hacerlo en la práctica, ya que no haya medios disponibles para controlar y medir todas las variables que explican la causa.
Por ejemplo, se usa de forma práctica, para determinar el azar, tirar una moneda al aire, cuyo resultado es impredecible. Cosa que, en teoría, es predecible, ya que si se lanzara siempre con la misma fuerza, el mismo ángulo, sobre la misma superficie, etcétera, en definitiva, en un mismo entorno, el resultado siempre sería el mismo. Y el problema está justo en eso, en que repetir exactamente el mismo entorno es imposible en la práctica, ya que una mínima variación de éste puede provocar un resultado distinto.
Y debido a que veo las cosas de esta forma, a ratos, como muchos que me conocen ya saben, dedico mi tiempo a desarrollar un programa para predecir los números de la primitiva... quién sabe, en teoría... y lo bueno es que en la práctica me sirve para aprender cosas nuevas de programación.

2 comentarios:

  1. Creo que ha llegado la hora de que tu y yo hagamos negocios! ;)

    ResponderEliminar
  2. Lola Lopez de Haro.....¡¡Hola!!

    ResponderEliminar